Las juventudes y las brechas

El plural históricamente estuvo en el origen, pero no en el punto de llegada, en los fines de la educación. Reconocer el plural implica atender a nuevas maneras de habitar la cultura por parte de estos “nuevos sujetos”.

 
Aceptar que existen adolescencias es “reconocer que el futuro no tiene un solo camino, un solo modo de ser mujer, hombre, ciudadano, profesional, obrero. Es interrumpir la unidireccionalidad de todo proceso pedagógico en cuanto único arquitecto de modos de habitar una cultura” (Serra, S. 2003).

La celebración del plural
Nos parece significativo poner en cuestión “cómo la celebración del plural no se convierte en menos educación, intervención, transmisión generacional. Cómo el reconocimiento de las diferencias no achica el encuentro con la cultura que la educación proporciona y donde debe inscribir su diferencia” .
Es en este punto donde es preciso considerar a aquellos jóvenes no alcanzados por los avances tecnológicos y de la comunicación, estudiantes cuyas trayectorias escolares han sido irregulares, con dificultades por repitencia, sobre edad, abandono, que han llegado a la escuela nocturna, por ejemplo, después de haber vivido experiencias de fracaso.
Silvia Bleichmar denunciaba que en nuestro país hay “generaciones enteras que tienen tiempo por delante, pero no futuro”.
Puede constatarse que los jóvenes tienen escasas oportunidades de inserción en el mundo del trabajo, por falta de demanda de empleados y dificultades en la obtención de apoyo de políticas que favorezcan los micro emprendimientos. Sin dejar de lado los condicionantes del contexto global en que estamos inmersos, las relaciones del mercado y el consumismo. Es necesario pensar, entonces, en los vínculos, en la construcción del lazo social, y en cómo estos vínculos favorecen la transmisión de los saberes.
Coincidimos con Vasen (2008) en que “parece que la función de la escuela es actualmente instruir y capacitar para conseguir rápidamente trabajo, ésa sería su función, desde una perspectiva meramente economicista, que es la que prevalece y atrapa en la inmediatez de la lucha por subsistir. Sin embargo, su función primordial es mucho más que eso, es formar cierto tipo de subjetividad. Clásicamente, la del ciudadano, pero hoy resta por ver qué es lo que la época demanda”.

La divisoria (brecha) digital
Manuel Castells observa que aquellos estudiantes que están “conectados”  aparece un elemento de división social mucho más importante que la conectividad técnica, y es la capacidad educativa y cultural de utilizar Internet. De lo que se trata es de saber dónde está la información, cómo buscarla, cómo procesarla, cómo transformarla en conocimiento específico para lo que se quiere hacer. Esa capacidad de aprender a aprender, esa capacidad de saber qué hacer con lo que se aprende, es socialmente desigual y está ligada al origen social, al origen familiar, al nivel cultural, al nivel de educación. Allí está la divisoria digital en estos momentos.
En tiempos de políticas educativas en las que emergen con énfasis “la inclusión educativa y una escuela secundaria de calidad para todos”, donde todos adquieran conocimientos consistentes y significativos, con especial atención hacia aquellos en situación de vulnerabilidad socio educativa, el desafío planteado es de qué manera entender los vínculos intergeneracionales con el fin de favorecer estos objetivos.
Si estos jóvenes llegan a la escuela sin el capital cultural que la escuela ha estimado como imprescindible para transitar y concluir una trayectoria escolar satisfactoria, ¿no serán los vínculos que establezcamos los favorecedores de la adquisición de ese capital en la escuela?

Referencias bibliográficas

SERRA, S (2003) Infancias y adolescencias: la pregunta por la educación en los límites del discurso pedagógico. En: Infancias y adolescencias. Teorías y experiencias en el borde. FRIGERIO, G. y G. DIKER (coord.) Revista Ensayos y Experiencias. Novedades Educativas. Buenos Aires

VASEN, J. (2008) Las certezas perdidas: padres y maestros ante los desafíos del presente. 1° edición. Paidós. Buenos Aires.

CASTELLS, Manuel.Profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).  Internet_y La Sociedad Red.  Lección inaugural del programa de doctorado sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento (UOC).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s